Biopsia de vellosidades coriales

banner_vellosidades

Consiste en la extracción de una muestra de la placenta. Se puede hacer a través del cuello del útero con la colocación previa de un espéculo o mediante una punción a través del abdomen a partir de las 11 semanas de embarazo y hasta las 14 semanas.

La biopsia corial es una técnica diagnóstica que se realiza para obtener material para estudios cromosómicos, bioquímicos, moleculares o biológicos.

biopsia-corial

En algunos casos este procedimientos puede desencadenar algunas de las siguientes complicaciones:

  • Manchado transvaginal escaso (3 de cada 10 casos).
  • Aborto (1 de cada 200 casos).
  • Ruptura de la bolsa de líquido amniótico o hematoma de la zona puncionada (3 de cada 1000 casos).

¿Qué otras cosas hay que tomar en cuenta cuando se realiza una biopsia de vellosidades coriales?

  • Es posible que no se pueda realizar el estudio si no se consigue suficiente material de buena calidad de la placenta.
  • En 1 de cada 100 casos puede ser necesario realizar una amniocentesis posterior para tener un diagnóstico concluyente.
  • La biopsia corial solo informa de las posibles anomalías cromosómicas y no de otros defectos congénitos.
  • Debido a la estrecha relación anatómica que guardan la madre y el feto se puede presentar una falta de coincidencia entre el resultado obtenido y el estudio del feto.

¿Qué ofrece Medicina Fetal México?

Existen pocos centros que ofrecen este tipo de procedimiento invasivo en el país, la mayoría de ellos realizan la amniocentesis que se indica a partir de la semana 16 y otros indican una biopsia a partir de la semana 11, la mayoría por vía abdominal.

En nuestra experiencia (aproximadamente 200 procedimientos por año), y en base a la evidencia científica, consideramos que la biopsia de vellosidades vía transcervical es la mejor técnica para evitar penetrar las membranas que rodean al feto, además de ser el procedimiento con mayor tolerancia por los pacientes y que arroja mejor calidad de la muestra para su evaluación.