Hernia diafragmatica

banner_hernia

La hernia diafragmática consiste en un desarrollo incompleto del difragma, que es el músculo que divide el tórax del abdomen. Esta enfermedad se presenta en uno de cada 2,500 embarazos.

Al estar comunicados el tórax y el abdomen, las vísceras de este (intestino, estómago, bazo y en ocasiones el hígado) suben al tórax provocando una compresión de ambos pulmones que impide su adecuado crecimiento y maduración. Al nacimiento (momento en que el bebé utiliza por primera vez sus pulmones para respirar y adquirir oxígeno) los pulmones pueden ser tan pequeños en algunos casos que el bebé presente la muerte inmediata por asfixia e hipertensión pulmonar.

Se puede predecir en vida fetal la probabilidad de sobrevivir al nacimiento y desarrollar o no hipertensión pulmonar grave mediante la medición del tamaño pulmonar fetal, la circulación sanguínea pulmonar fetal y determinando si existe o no herniación del hígado en el tórax fetal.

El único tratamiento en vida fetal que ha demostrado mejorar el pronóstico es la oclusión traqueal fetal por vía endoscópica. Su objetivo no es reparar el defecto del diafragma sino aumentar el desarrollo, crecimiento y maduración de los pulmones antes del nacimiento para mejorar las probabilidades de sobrevivir disminuyendo el riesgo de asfixia e hipertensión pulmonar al nacer. La experiencia mundial ha mostrado que este tratamiento puede aumentar en un 30-40% la probabilidad de sobrevivir respecto al pronóstico inicial al diagnóstico.

La cirugía de mínima invasión se realiza con anestesia peridural a la madre y anestesia intramuscular al feto. Se hace un corte menor de 5mm en el abdomen de la madre, se introduce un fetoscopio dentro del útero y bajo visión directa y sin realizar ningún corte al feto, se introduce el fetoscopio a través de la boca fetal hasta entrar a su tráquea donde se coloca y se infla un balón.

Este se deja inflado en la tráquea del feto de 2 a 6 semanas para ser retirado antes de su nacimiento. Este tratamiento se ofrece en muy pocos hospitales de Estados Unidos, México y Brasil.

El manejo posterior al nacimiento consiste en dar ventilación mecánica asistida inmediatamente al feto mediante ventiladores sofisticados. Además, es necesario realizar la cirugía para corregir el defecto en el diafragma en el momento en que el bebé se encuentre en condiciones aceptables como para resistirla.

En Medicina Fetal México contamos con especialistas en Medicina Fetal para detectar o bien descartar el diagnóstico de esta malformación a partir de las 12 semanas de embarazo. Realizamos la oclusión traqueal fetal endoscópica gracias a nuestro especialista en Cirugía Fetal, el doctor Rogelio Cruz Martínez, quien cuenta con gran experiencia en este tipo de cirugía, adquirida durante más de 4 años de formación en el Hospital Clínic de Barcelona, España, donde contribuyó a mejorar el conocimiento en la selección de los casos que pueden o no beneficiarse de esta terapia con diversas publicaciones internacionales propias. La experiencia de nuestro Centro de Medicina y Cirugía Fetal es la más amplia del país ya que somos los pioneros en la realización de esta cirugía.